Make your own free website on Tripod.com
       INICIO                                          

  UTENSILIOS PARA EL CUIDADO DE TU PONI

 

¿Tienes un poni? ¡Enhorabuena! Te vamos a enseñar cómo tenerlo siempre impecable.                                                                                                                          El cuidado de los ponis es responsabilidad de cada jinete. Ellos te lo agradecerán y tú podrás exhibirlo con orgullo. A lo mejor no sabias que cada vez que lo cepillas estás estimulando su circulación y favoreciendo su bienestar.

Las sesiones de limpieza deben llevarse a cabo cada día, antes de montar. Lo primero que hay que hacer es sacarlo de la cuadra. Atalo con una cabezada de cuadra en un lugar seguro donde el poni esté tranquilo.                                       Así evitarás respirar el polvo que se desprende del cepillado. ¿Qué tienes que tener en tu caja de limpieza? El equipo debe constar de los siguientes elementos: una rasqueta, un ce pillo de raíces duro una bruza un peine de crines, un limpiacascos, una toalla y una esponja.

¿Cómo utilizar cada uno de esto elementos y en qué orden?

Primero utiliza la rasqueta para quitar el polvo que se ha pegado en las zonas más profundas de su piel. Aunque tú creas que está limpio, siempre tiene suciedad debajo de la primera capa del pelo. Los movimientos tienen que ser circulares y a contrapelo. Son muy placenteros para el poni. Sin darte cuenta le estarás dando un masaje en los riñones, espalda o dorso. Después, con un cepillo de raíces duro, retira el polvo que haya salido a la superficie. También debes hacerlo a contrapelo para que la suciedad no vuelva a incrustarse en su piel. Cuando hayas termina do pásale una bruza más suave que permitirá sacar al pelo todo su brillo natural. Para rematar, pasa una toalla por todo su cuerpo. Existen productos especialmente indicados para que el poni esté brillante pero si te preocupas de cepillarlo todos los días, no te harán falta.

Cara, crines y cascos

La cara del poni es la parte más delicada. Puedes limpiarla con un cepillo, pero tienes que tener cuidado de que no le rozas los ojos. Cuando hayas retirado la suciedad, coge una esponja húmeda y límpiale los ojos y los ollares donde siempre quedan restos de legañas o mucosidades.                                                    El cuidado de las crines es muy importante porque dan al poni un aspecto más saludable. Cada día tienes que cepillarlas sin darle tirones: con un peine de crines peina mechón a mechón para que su pelo no tenga nudos. Con este mismo peine y siguiendo los mismos pasos puedes cepillar su cola. Las crines y la cola se pueden lavar con jabones especiales que no afectan a PH natural.    El último paso son los cascos. Con un limpiacascos retira la paja o la viruta que se le han quedado pegados. Con el cepillo puedes darle un pequeño masaje que le ayudará a activar la circulación de sus extremidades. El cuidado del casco es muy importante. Comprueba que le crece con regularidad. Es importante que no tengan rayas o ceños. Después de limpiarlo mira con atención su ranilla. Tienes que estar seca para evitar infecciones de hongos o arestines. Puedes endurecer el casco con productos “caseros” como el vinagre que es antiséptico o el aceite de hígado de bacalao. También puedes recurrir al Betadine mezclado con yodo.

Cuando hayas terminado“píntale las uñas” con grasa específica para cascos que los impermeabiliza. Existen cremas especiales para cascos que los hidratan y, en ocasiones son más recomendables para que no se cuarteen.

¡Ya está! Como ves la limpieza de tu poni no te llevará mucho tiempo. Sólo tienes que ser constante y paciente. Tu poni te lo agraderá.

 

 

 

 

 

Bruza

 

Cepillo de raíces suave

 

Esponja

 

 

Rasqueta de goma

                                             

 

Escarbacascos con cepillo incorporado

 

                                          

 

Peine de crines

Grasa y pincel para cascos

 

 

Cuchilla de goma para el sudor y el agua de la ducha

 

Mi agradecimiento a la revista Ecuestre por permitirme publicar sus artículos

Gracias      (Laura Razquin)

 

 
 
 

.....sobre su salud

......sobre su alimentación